Sin categoría

El poder del lenguaje corporal al hacer negocios

Más del 90% de tu comunicación es no verbal

La imagen es comunicación. Nuestra imagen revela mucha información de la personalidad de cada uno de nosotros.

Nuestra apariencia puede comunicar lo que deseamos: seguridad, profesionalidad, cercanía, etc. La decisión de poner mayor o menor cuidado en la apariencia la toma cada persona, por lo tanto, debemos asumir el resultado de cada una de nuestras elecciones.

Todo ejecutivo debe desarrollar una imagen profesional integral que combine varios aspectos como la imagen física con la imagen verbal y la imagen no verbal”

Todos proyectamos una personalidad a través de la imagen que ofrecemos a los demás. Si el ejecutivo no tiene prestancia ni una actitud de liderazgo, será difícil que dirija una reunión de negocios. De ahí la importancia de saber manejar la presencia física.

Entonces, la imagen personal es importante, sin embargo, no es lo único que importa. No basta con verse bien para la ocasión y saber qué decir. El poder del lenguaje corporal es tan grande que es capaz de hacerte ganar en tu próxima cita de negocios.

Como te ven, te tratan”

La gran mayoría descuidamos la comunicación no verbal en nuestros encuentros con clientes. Estamos acostumbrados o educados a darle más importancia a las palabras que decimos que aquello que comunicamos con el cuerpo, la actitud y el tono de voz.

Son los elementos intangibles los que generan mayor impacto. Saber agradar es básico para ganar la confianza de tus clientes y ellos lo saben muy bien. No sólo es el producto y el precio, sino a quién se lo compras.

Imagen no verbal

Los gestos, los ademanes y las expresiones corporales también comunican. Un cuerpo encorvado, con los hombros apretados y el rostro mirando hacia abajo transmite derrota, depresión. En cambio, un cuerpo erguido, con hombros sueltos, una mirada firme y dirigiéndose a los ojos del interlocutor, transmiten liderazgo, convicción, autoridad y confianza. El ejecutivo exitoso debe mantener coherencia entre lo que es y lo que exterioriza verbal y corporalmente.

El poder de tu sonrisa

Cada vez que tengas una cita con tus clientes lo primero que debes hacer es sonreír. Tu sonrisa debe poder expresar sin palabras “qué gusto me da verte”. Es esa sonrisa que no está condicionada sólo si el cliente te compra, sino el reflejo de que te agrada estar con él/ella en ese momento.

Momentos clave en que no se te puede olvidar sonreír
  • Al llegar y al despedirte
  • Al decirle los beneficios de tu propuesta, tu producto, o de ti mismo. Recuerda que hay que saber venderse a uno mismo.

El poder de tu contacto visual

Nada es más confiable que una persona que te ve a los ojos, pues te dice sin palabras “Eres importante para mí”. Así que al saludar a tus clientes y despedirte de ellos míralos a los ojos.

No obstante, el contacto visual puede jugar en tu contra si no sabes cómo aplicarlo, pues si no le quitas la vista al cliente en toda la cita, se tornará incómodo.

Lo que sí debes hacer:

  • Verlo a los ojos cuando lo saludas y te presentas.
  • Verlo a los ojos cuando le hablas del propósito de la cita, cuando le explicas los beneficios de tu propuesta.
  • Verlo a los ojos cuando lo escuchas.
  • Verlo a los ojos cuando te despides. 

El saludo de mano

Un buen saludo de mano es capaz de proyectar por sí solo confianza y seguridad. Los hombres som los que más se equivocan al saludar de beso a sus clientas. El protocolo indica que es más profesional saludar de mano y que sólo debes corresponder con el saludo de beso si fue la clienta quien tomó la iniciativa.

La postura

¿Te has visto cómo caminas? ¿Cuál es tu postura de pie? ¿Cómo te sientas? La gran mayoría no cuida su postura. Esto también proyecta seguridad y confianza.

Ten en cuenta tu postura en los siguientes aspectos:

  • Al saludar de pie cuida sea erguida pero no exagerada. Tu cabeza, torso y piernas deben estar alineados.
  • Al sentarte no te encorves. Cuida que tus pompas toquen el respaldo y en consecuencia tu espalda quedará recta.
  • Por favor, no te desparrames en la silla como si estuvieses viendo una película en tu casa. Estás en una cita de negocios.

Tu tono de voz

¿Sabías que el 38% del impacto de tu comunicación es consecuencia de tu tono de voz? El cómo digas las cosas es más importante que lo que estás diciendo.

El tono de voz es parte de la comunicación no verbal, pues a través de esta expresas emociones.

¿Qué debes cuidar en tu tono de voz?
  • Saludar con un tono de voz alegre (que refleje que en verdad te da gusto estar con tu cliente).
  • Al decir cifras o estadísticas que apoyen la presentación de tu producto.
  • Al defender un punto de vista no te enojes o perderás la venta. Sé seguro, más no agresivo.
  • Al terminar agradece la visita y el tiempo con “alegría y sinceridad”.

Más del 90% de tu comunicación es no verbal.

La realidad es que todo suma o resta a la impresión que estás provocando en tu cliente. Así que a partir de hoy incluye el poder del lenguaje corporal en tus citas de negocios y verás grandes resultados.

Fuente:

imagenexcellence.com

daimagen.es

esan.edu.pe