Economía

Requisitos para conseguir un crédito bancario

Si va a aplicar es esencial leer todos los documentos y llenarlos de manera correcta y pausada para tener éxito en el préstamo.

Para poder invertir en algún bien, como una casa, vehículo o negocio, las personas normalmente acuden a los créditos bancarios. Para ello es importante cumplir con los requisitos solicitados y que el trámite sea aprobado.

Según José Ricaurte, vicepresidente de la banca minorista en Produbanco, estos son los requisitos que se deben tener en cuenta a la hora de adquirir un crédito.

¿Cómo adquirir un crédito bancario?

Las entidades bancarias poseen condiciones en las que son ofrecidas dichos créditos, tasas de interés y tipos a los cuáles aplicar.

Si va a aplicar es esencial leer todos los documentos y llenarlos de manera correcta y pausada para tener éxito en el préstamo.

Requisitos:

  • Tener cuenta bancaria y documentos de identificación tales como: cédula, papeleta de votación.
  • Justificación de ingresos y de estabilidad laboral o de negocio para clientes dependientes como independientes: En estos casos se muestra el rol de pago o algún comprobante que certifique sus ingresos.
  • Llenar un formulario donde se indique el monto requerido, plazo y destino del crédito.
  • Asimismo se hace con otra solicitud autorizando al banco que inicie el trámite respectivo.

Si el ciudadano no posee cuenta en la institución bancaria, según Ricaurte se puede aperturar conjuntamente con la solicitud del crédito.

¿En qué fijarse al solicitar un crédito?

Antes de solicitar un crédito es importante tener en cuenta todo lo que implica. Fijarse en las tasas de interés es una de ellas, pues estas varían dependiendo del destino del crédito (inmobiliario, consumo, comercial microcrédito).

Tener claro qué tipo de crédito aplicaría es esencial como:

Comercial prioritario: destinado a la adquisición y comercialización de bienes y servicios para actividades productivas y comerciales.

Productivo: a las actividades productivas de bienes de capital, terreno y construcción.

Consumo prioritario: para compra y adquisición de bienes y servicios no relacionados con actividad productiva y comercial.

Consumo ordinario: destinados a la adquisición y comercialización de vehículos livianos de combustible fósil.

Inmobiliario: a la adquisición de vivienda, construcción, reparación, remodelación y mejora de inmuebles, así como para la compra de terreno para construcción.

Microcrédito: dirigido al financiamiento de actividades de producción y comercialización.

También debería fijarse en los documentos que se firma como el estado de situación personal, solicitud del crédito, pagaré (título ejecutivo donde el cliente acepta ante la ley el cumplimiento de la obligación que está adquiriendo con el banco).

Otro punto a considerarlo es que, si usted cancela antes la deuda, el interés va en función al tiempo transcurrido sin que exista penalización por pagos anticipados.

¿Las entidades bancarias en qué se fijan para dar el crédito?

Según José Ricaurte, vicepresidente de banca minorista en Produbanco, son algunos los factores como el perfil del cliente, capacidad de pago para cubrir la obligación a adquirir y expectativa de generación de ingresos en función de la actividad del cliente para mantener la deuda durante el plazo del crédito.

Por otra parte, finalmente el valor, que es aprobado por un analista o por un Comité, es transferido a la cuenta bancaria. En caso de deuda para financiamiento de una vivienda o vehículo, el dinero es entregado al vendedor previa autorización del deudor.

¿Tarjeta de crédito como medio de pago?

El experto indica que los avances de efectivo no están diseñados para pagar las cuotas de un crédito, ya que implicaría que, el cliente no estaría haciendo su pago al banco, esto es, “tomar deuda en un producto para pagar otro en el mismo banco”, dice.

Ricaurte enfatiza que se tratan de dos facilidades o productos con destinos diferentes. “El crédito usualmente tiene un destino específico (compra de un auto, compra de electrodoméstico, entre otros) y la tarjeta de crédito tiene un uso más orientado a los consumos corrientes de la persona”, explica.

¿Qué pasa si el ciudadano se arrepiente del crédito?

Para Ricaurte, si el crédito aún no ha sido desembolsado y no ha firmado el título, el cliente debe indicar la decisión a su ejecutivo comercial quien se encargará de cancelar la continuidad del proceso.

Caso contrario, es decir, si el crédito ya fue desembolsado, el ciudadano tiene la opción de pre cancelar su crédito sin penalización alguna con el pago del interés durante el tiempo transcurrido.

Tomado de

eluniverso.com